Columna

¿Y Maru quiere ser presidenta?

¿Cómo explicar sus nexos con Duarte?

image

“Mal empieza la semana para el que ahorcan en lunes”.- Refrán Popular.

Viene a cuento esa sabiduría popular por el desafortunado inicio de precampaña que ha protagonizado María (Maru) Campos, precandidata a presidenta municipal de la capital del estado.

Ya muy criticado en medios y redes fue el hecho de que en sus declaraciones iniciales mostrara una carga de misoginia al hacer a un lado la calidad de competidora de la precandidata del PRI, Lucía Chavira, tratando de reducirla al simple papel de esposa de un ex presidente municipal, ignorando tal vez su trayectoria administrativa y política.

No había cerrado aun ese capítulo de confortación estéril, cuando le dio por abrir otro frente de batalla con la diputada Teporaca Romero, otra vez por cuestiones de género, en la cual Maru demuestra una visión muy corta de lo que debe ser el rol de la mujer en la política.

Es comprensible la actitud de la precandidata del PAN, cuando reiteradamente ha demostrado una personalidad narcisista (y de baja tolerancia a la frustración como ella misma lo ha declarado), en la que considera que todo debe girar en torno a su persona, sintiendo que no debe haber más mujeres protagonistas que ella misma.

Pero para su campaña, lo más nocivo pudiera no ser su personalidad conflictiva, sino los vínculos que en la opinión pública la ligan al gobernador del estado César Duarte y que a través de su gestión como diputada local han quedado fijados en el imaginario colectivo.

La bandera de campaña más fuerte que ha divulgado Maru Campos, ha sido sin lugar a duda el señalamiento de corrupción en actos de gobierno. Sin embargo, esto parece ser un plan muy bien orquestado y obviamente simulado, para tratar de marcar un deslinde de César Duarte, obligada por la imagen del gobernador como el villano del sexenio y que el pueblo de Chihuahua pretenderá castigar en las próximas elecciones.

¿Cómo es posible que la precandidata del PAN se diga la heroína de la transparencia y la anti corrupción, cuando ella misma ha sido cómplice y aval de todos aquellos actos corruptos que ella misma señala?.

No olvidemos que en los últimos tres años de la administración del gobernador en turno, María Eugenia ha sido parte de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, teniendo como única función revisar la legalidad y transparencia del gasto público, concretamente las cuentas públicas del Gobierno del Estado.

En esos tres años, la Comisión de la cual forma parte, ha pasado limpias y sin observación alguna las cuentas públicas de César Duarte, incluso con la firma de María Eugenia, lo cual demuestra incongruencia entre el decir y el hacer, entre el prometer y el cumplir y el hablar y el callar de la candidata.

Constan las firmas de la susodicha en los documentos que otorgan el aval para los actos irregulares del gobierno, y no se valdrá que salga a decir ahora que “a lo macho no leí lo que firmé”.

En todas las decisiones fundamentales del Congreso, que han otorgado al gobernador facultades para endeudarse millonariamente, para interferir en la autonomía del Poder Judicial, para hacer y deshacer a su antojo con el Vivebus, en todas ellas Maru Campos ha estado presente como diputada.

Ahora dice que no podía hacer otra cosa porque las leyes se lo impiden. Esto es incorrecto, existen leyes como la de Auditoría, la Orgánica del Congreso y otras más, que la facultan como legisladora e integrante de la Comisión de Fiscalización, para investigar, pedir más información y promover denuncias…¿Por qué no lo hizo entonces?..¿Qué nos garantiza que lo hará en el futuro ante actos irregulares?…¿Cómo piensa que solucionará el tema del Vivebus como presidenta municipal, si no lo hizo como legisladora?

Esto nos lleva a recordar el resultado de la elección en la que Liz Aguilera perdió contra Juan Blanco, cuando la candidata era la encargada de cuidarle las manos a los funcionarios de Duarte en el gobierno, sin que hubiera castigado a nadie…¿el ciudadano se las cobró?…¿será similar el resultado?

Y para colmo, ha trascendido que en el mismo PAN tiene registradas alianzas de facto entre el Gobernador y Maru Campos…¿Será?…mas datos en la próxima.

Y que no se olvide que todo lo que aquí se escribe son solo especulaciones.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>