“Todo el mundo sabrá mi nombre y lo recordará” Andreas Lubitz

Ex novia cree que Lubitz derribó el avión porque sabía que su enfermedad le impediría cumplir su sueño Lubitz soñaba con llegar a ser comandante de vuelos

Paris, Francia.- Una antigua novia del copiloto de Germanwings, acusado de derribar deliberadamente un Airbus A320 en los Alpes franceses con 149 personas en su interior, dijo en una entrevista publicada este sábado que Andreas Lubitz le había dicho que un día “todo el mundo conocería su nombre”.

En una entrevista al periódico alemán Bild, Maria W., (nombre falso para ocultar su verdadera identidad), una auxiliar de vuelo de 26 años de edad, dijo que cuando se enteró del trágico suceso, la frase de Lubitz le vino de nuevo a la memoria. “Un día voy a hacer algo que va a cambiar todo el sistema y todo el mundo sabrá mi nombre y lo recordará”.

Esta auxiliar de vuelo dice que si efectivamente “él lo ha hecho”, “es porque él entendía que, a causa de sus problemas de salud, su gran sueño de tener un empleo en Lufthansa como capitán y comandante de vuelos de larga distancia, era prácticamente imposible”, explica.

La mujer ha explicado que rompió con Andreas Lubitz “porque cada vez era más claro que él tenía un problema. Durante las discusiones, se desquiciaba, me gritaba (…) Tenía muchas pesadillas y por la noche se despertaba gritando: ‘Nos caemos'”.

La joven María W. no es la profesora de Krefeld que, al parecer, era su última novia sino la mujer con la que mantuvo una relación de cinco meses durante 2014. Una relación de la que nadie de su entorno familiar y profesional parecía tener noticia y a la que el Bild entrevista y atribuye la frase sobre sus deseos de pasar de Historia.

La Fiscalía de Düsseldorf ha informado este viernes de que el copiloto tenía un certificado médico de baja por enfermedad que había roto y ocultado a la empresa, así como otros documentos que demuestran que estaba en tratamiento.

De acuerdo con el diario Süddeutsche Zeitung, que no cita ninguna fuente, los partes de baja médica “aparentemente” están firmados por un “neurólogo y psiquiatra”, respectivamente.

Desde que hace seis años, coincidiendo con su formación como piloto, sufriera una depresión severa Andreas Lubitz fue objeto de un seguimiento médico “regular y especializado”, según añade el diario Bild.

Encargó dos modelos Audi

La ex novia de Lubitz había confirmado, antes de estas nuevas declaraciones, que éste sufría una “grave depresión”.

La prensa alemana especula con la posibilidad de que fuera provocada por un intercambio de mensajes con su pareja, una relación de varios años y con planes de boda para 2016 que recientemente había terminado en ruptura.

Lubitz había colocado junto al suyo un nombre más en el buzón de su piso en Düsseldorf, Goldbach, aunque no hay constancia de que nadie se hubiese mudado a vivir con él.

Hace unas semanas, además, se presentó en un concesionario de Düsseldorf  y encargó de una sola vez dos modelos Audi, comentando al vendedor que uno era para él otro para su novia, según ha averiguado el semanario Focus.

La cadena gala iTele ha tenido acceso a la declaración de la ex pareja del alemán, que fue interrogada anoche por la policía de su país. Este medio ha avanzado también que los padres de Lubitz se encuentran en Francia y van a ser interrogados en breve por la Gendarmería.

Los investigadores ya disponen de todos los informes médicos, recogidos tanto en el domicilio de Lubitz como en su lugar de trabajo. Entre estos documentos han aparecido recetas y pruebas que componen un amplio historial de depresión debido a una “crisis existencial” y demuestran que se estaba en tratamiento hasta el mismo día que presuntamente estrelló el avión.

La aerolínea Lufthansa, propietaria de Germanwings, había explicado el pasado jueves que “el piloto había pasado todas sus pruebas y todos sus exámenes médicos”. “Éstaba al cien por cien en condiciones para volar sin restricciones”, afirmó Carsten Spohr, jefe de la compañía.

Análisis de medicamentos, drogas o alcohol

En estos momentos la prioridad de los investigadores es la identificación del cuerpo de copiloto, que todavía no se ha producido. En función de los restos que se encuentren, se podrían realizar análisis para saber si tomó medicamentos, drogas o alcohol.

La segunda prioridad pasa a ser la recuperación de la segunda caja negra, para determinar parámetros como la altitud del aparato y confirmar si, efectivamente, el copiloto activó el botón de descenso.

Por su parte, el diario ‘Le Parisien’ ha revelado que Lubitz era un “gran conocedor” de la región de los Alpes donde se produjo el accidente, ya que hasta 2013 solía visitar la zona para volar en planeador.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>