Acuerdo con Irán no afecta relación con Arabia Saudita, afirma EU

.

Washington, DC.- El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, aseguró hoy aquí que la relación entre su país y Arabia Saudita es sólida y estrecha, despejando dudas sobre el supuesto deterioro de los lazos por el acuerdo nuclear con Irán.

“Tenemos una relación sólida, una alianza clara y una amistad fuerte con el reino de Arabia Saudita, como la hemos tenido siempre”, dijo Kerry a la prensa al término de su visita de 24 horas a Riad, antes de partir a Laos.

“Nada ha cambiado por el hecho de que hayamos trabajado con un país de la región para eliminar un arma atómica”, señaló al referirse al acuerdo nuclear alcanzado en julio pasado entre Irán y las grandes potencias.

Ante el malestar de Arabia Saudita por el acuerdo nuclear con Irán, su rival, Kerry indicó que Estados Unidos seguirá trabajando en la región con sus amigos y aliados e insistió en que nada cambiará la buena relación entre Washington y Riad, según la cadena árabe Al Arabiya.

El canciller saudita, Adel al Jubeir, dijo por su parte que su país no teme el acercamiento entre Washington y Teherán, porque “Estados Unidos conoce las intenciones y actitudes de Irán”.

Tras participar en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, Kerry viajó a Riad para asistir a una reunión con los ministros de Exteriores del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG, formado por Arabia Saudita, Kuwait, Qatar, Bahrein, Omán y Emiratos Árabes Unidos).

Durante su estancia en Riad, el jefe de la diplomacia estadunidense intentó tranquilizar a sus socios del Golfo Pérsico sobre la fortaleza de la alianza con Washington.

Las monarquías árabes sunitas de la región no ven con agrado el acercamiento de Estados Unidos con Irán, tras el acuerdo nuclear, que ha propiciado el levantamiento de parte de las sanciones internacionales contra Teherán, vigentes desde hace una década.

Más allá de la rivalidad entre Riad y Teherán, que apoyan a bandos rivales en Siria, Yemen y Líbano, la relación entre ambos degeneró en una crisis abierta a comienzos de este mes con la ruptura de las relaciones diplomáticas.

La crisis comenzó con la ejecución el 2 de enero del clérigo chiita saudita, Nimr Baqer al Nimr, considerado uno de los líderes de la Primavera Árabe de 2011, lo que originó que cientos de manifestantes iraníes atacaran la embajada saudita en Teherán y el consulado en Mashhad.

El asalto a la embajada saudita en Teherán, por el que fueron detenidas unas 140 personas, llevó a Riad a romper relaciones diplomáticas y comerciales con Irán.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>