Quiero comprar casa

Para que el pago no se vuelva una pesadilla, debes de cubrir una serie de recomendaciones. Ante todo: ahorra

Me cayó un dinerito y… quiero comprarme una casa. ¡Alto! Antes de que la emoción te domine y corras a dar el enganche con esa suma de dinero que te acaba de caer, necesitas sentarte a hacer lo necesario cuando se desea gastar el dinero correctamente: debes planear y hacer cuentas, porque tener dinero para un enganche no es suficiente para comprar casa.

Necesitas prepararte financieramente, porque una hipoteca no es un préstamo de una sola exhibición, sino que vas a tener que estar pagándolo durante un plazo considerable de años.

Lo primero que tienes que conocer con mucha claridad es la capacidad de ahorro con la que cuentas.

“Esa parte de ahorro previo es de las más importantes porque nos autoevalúa para que sepamos lo que podemos pagar. Hay personas que dan el enganche porque recibieron dinero, pero si no hicieron un ahorro previo para ver su capacidad de ahorro no tomaron la mejor decisión. Es en este ahorro previo es en donde uno se da cuenta de la capacidad de pago”, explica Carlos Angulo Rodríguez, director general de Coldwell Banker Urbana.

Primero tienes que ver cuál es la cantidad que te es posible ahorrar cada mes porque será ésta la que puedas destinar al pago de la hipoteca.

Pero esta cantidad no es la única que deberás tener lista si quieres hacer una compra prudente.

Comprometerse con una hipoteca es una de las responsabilidades más importantes de la vida debido a la fuerte cantidad que implica y al plazo al que estará sujeta esa responsabilidad.

¿Qué pasaría con el préstamo hipotecario si te quedas desempleado o si te surge un imprevisto, como un accidente o una enfermedad? Esta pregunta no debes dejar que se conteste al calor del momento y la angustia, y para contestarla, necesitas un fondo de emergencia que cubra el pago mensual de entre seis meses a un año, recomienda el especialista en bienes raíces.

Más cosas por pagar

La compra de un inmueble te traerá gastos adicionales que tienes que tomar en cuenta como la escrituración, el pago de estudios de suelo, de abogados, impuestos, por mencionar algunos. Antes de aventarte un compromiso de esta naturaleza, necesitas contemplar estos números también. “Es importante que cuando se adquieren compromisos a largo pazo se tomen en cuenta todas las variables. Es recomendable que para los gastos notariales y de impuestos, por ejemplo, se recomienda tener una reserva de 7 a 10% el valor del inmueble”, señala Angulo.

¿Deudas?

Si estás pagando el coche, la universidad de tus hijos, el tarjetazo de diciembre pasado y demás gastos, debes de considerar dos veces el comprometerte a comprar una casa.

“Si tu nivel de endeudamiento actual es mayor a 30% de tus ingresos, si tus ahorros no alcanzan para cubrir enganche y gastos iniciales, o si no tienes certeza de seguir recibiendo tus ingresos actuales, es mejor decir no a un crédito hipotecario y así evitar afectaciones mayores”, recomienda la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Si estás en esta situación no sólo podrías tener dificultades para pagar, sino que si aún así decides hacerlo, verías reducida la cantidad que las instituciones bancarias estarían dispuestas a prestarte.

“Ellos no solamente ven la capacidad de ahorro o de pago sino también tienen en cuenta la capacidad de endeudamiento. Ellos toman en cuenta tus gastos y a éstos le aunan las deudas que uno tiene. Eso determina la capacidad de endeudamiento”, explica Carlos Angulo.

Entre menos deudas tengas y líneas de crédito -aunque no estés endeudado entre más líneas tengas aumenta el riesgo de que lo puedas hacer en cualquier momento- abiertas tengas es mucho más probable que te ofrezcan mejores condiciones en el préstamo.

Recomendaciones cubiertas

Si ya tienes la capacidad de ahorro probada los fondos de ahorro creados y no estás endeudado, entonces puedes caminar hacia la búsqueda de un préstamo de este tipo.

Recuerda que pagarla no debe de convertirse en un sacrificio sino más bien debe ser un acto planeado.

“El pago de la hipoteca necesita estar dentro de tu zona de confort financiero, no te presiones mucho porque sólo estarías arriesgando tu accesibilidad a ésta y eso podría ser catastrófico”, recomienda la guía First Time Buyers’ Mortgage Guide 2014.

¿Cómo escojo? Más que acercarte a una institución bancaria la recomendación de los especialistas es acercarte a un bróker. Éste es un experto en el tema, por lo que a diferencia de un ejecutivo de banco podrá analizar todas las opciones que sean adecuadas para ti, no sólo la que pertenecen a su institución.

Tudecide.com y la Condusef ofrecen herramientas que te ayudarán a comparar diferentes variables de este tipo de instrumentos. Ahora sí a pescar.

(Tomado de El Universal)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>